lunes, 14 de julio de 2008

CONFECCIÓN DE UNA CORONA DE ELFO





Es el complemento perfecto para un atuendo de elfo; como forofa del Señor de los Anillos siempre he querido tener una y como no puede ser de otra manera me he puesto manos a la obra para confeccionar un modelo sencillo para probar.

He localizado algunas coronas por internet para sacar el patrón y la finalista ha sido:



En este modelo se puede ver que la parte trasera va abierta, la que voy a confeccionar la haré cerrada.



Lo primero será conseguir el material.

Necesitaremos:


Soldador y soporte
Estaño plata (2'0 mm de diámetro)
Estaño de electrónica (1 mm de diámetro) para las soldaduras.
Tenaza y alicates de punta y de corte fino.
Martillo pequeño y tas (yunque de platero para alisar el estaño)
Adornos (cuentas de cristal, bolas, piedras de colores)...

Comenzaremos sacando la plantilla del modelo elegido, con dibujar la mitad vale, la otra mitad será simétrica. Tomamos la medida o el contorno de nuestra cabeza (cada corona debería ser de uso personal, pues no todos tenemos la misma medida del coco y si la ponemos en otra cabeza más grande podria deformarse o romperse al intentar meterla. Recordar que el estaño es muy blando y puede doblarse o cortarse).

Hacemos el boceto sobre una hoja o carton (en blanco se ve mejor) lo suficientemente grande como para que de para todo el contorno de la cabeza (yo utilicé la parte trasera de la hoja de un calendario gigante). Partiendo del centro de la frente hacia la parte trasera plasmamos el dibujo a lápiz y luego a rotulador una vez conseguida la forma deseada. Marcamos bien dónde van las curvas y, muy importante, en los puntos de cruce tener muy claro dónde pasa el estaño por encima o por debajo para repetir en el lado opuesto, asi el efecto es mucho más real y auténtico.
Duplicamos el dibujo calcandolo simétricamente hacia el otro lado.

Una vez tegamos la base del trabajo comenzaremos a cortar piezas de estaño según el largo deseado, la longitúd variará en función de la pieza que vayas a montar. La colocas sobre el dibujo y con la tenaza vas curvandola hasta alcanzar la forma. Si la pieza acaba en una forma plana más ancha deberemos aplastarla con el martillo con cuiddo hasta conseguir el efecto deseado.
Esto es delicado ya que es muy blando y al aplastar el estaño éste se deforma y se alarga en los extremos, por lo que el resultado será una pieza más larga y luego no encaja en el dibujo, mejor empezar por este lado y dejar que se estire, siempre es mejor cortar un extremo.


Moldeando las piezas.



Soldando las piezas

Fijaremos la parte central de la frente con un pequeño arco para dar más firmeza, dentro incrustaremos una piedra brillante con forma de lágrima y bordes dorados (la conseguí desmontando unos pendientes antíguos de esos que sabes que ya no te vas a poner, en los chinos además hay muchos donde elegir).


Soldando la piedra brillánte en el centro para la frente.


Continuamos con un lateral completando las soldaduras a un lado y a otro del dibujo, hasta que no nos quede ninguna pieza.
Entonces levantamos el conjunto (con mucho cuidado porque ahora es una pieza muy delicada y larga), nos la colocamos en la frente y comenzamos suavemente a doblarla adaptándola a nuestra cabeza rodeándola poco a poco (despacio con las dos manos a la vez).

Probablemente en este punto haya que hacer algún retoque, la medida inicial de nuestra cabeza es aproximada, ahora veremos qué hacer. En mi caso quería que ajustara un poco inclinada hacia atrás con lo que había más contorno y no cerraba, por lo que tomé una pieza de estaño y la soldé uniéndo ambas partes y cerrando el conjunto.


Este es el resultado.

Ahora bien, en este punto vamos a darle un retoque personal. De los adornos que saqué de los pendientes había un par de bolas de cristal brillante exáctamente iguales a la lágrima central, asi que las soldé en los laterales de la frente para que se vieran y diera un toque más bello aun.

Y así quedó:



En este modelo al hacerlo cerrado hasta el final (a diferencia del modelo original) tuve que reforzar los laterales para evitar que quedara debilitada en esa zona colocando una tira en paralelo.


Y aquí el resultado final con el vestido:





La verdad es que es un complemento ideal para una fiesta medieval o para vestirte de elfo, y su construcción muy sencilla. Puedes crearte la corona a tu gusto, elegir el color y adornos para ser única y especial. En la foto estamos Nando y yo vestidos para la feria medieval del pueblo de Hita de 2008, yo lucía mi corona (no os imaginais lo que llama la atención) y Nando llevava el traje de Faramir (de Ranger) con camisa, levita, peto atado en los laterales, brazaletes a juego con el árbol blanco hechos a mano y capa. Disfrutamos de lo lindo.






Ah! se me olvidaba, una corona de elfo no es exclusivo de mujer, por su puesto, esta misma corona la puede lucir un hombre y no os imagináis lo bien que queda, puedes pasar de ser un caballero de armas a todo un rey.






Espero que lo disfruteis.


Leonor Ana Hernández 2008

5 comentarios:

Raisah dijo...

Ya te lo he dicho arriba, la corona una pasada

Y el vestido con la sobrecota simplemente me encanta *_*
Tienes unas ideas y un gusto geniales :D

Leonor dijo...

Gracias Raisah!
El vestido interior es de tela como de lino de un beige crudo, y la sobrecota .. enrealidad está hecha con trozos (mas bien tiras) estrechas de tela brillánte que me dio mi madre, y no sabia que hacer con el. Asi que las junté y salió esto. Mi madre me echó un cable, gracias a ella puedo hacer mis pinitos en la costura.

Principiante dijo...

Vaya, veo que estas hecha toda una artista.

Anónimo dijo...

Hola, estoy buscando alguien que me pueda confeccionar una tiara para mi boda medieval el proximo mes de octubre del 2010!!! Y se me hace muuu complicado encontrar a alguien.
Mi correo de contacto: remolinosss@hotmail.com
Ayudaaaaa!Gracias

Anónimo dijo...

Olá!
Meu nome é Sara, sou druidista e moro no Brasil.
Seu trabalho é maravilhoso!
Parabéns!
Fico muito feliz de saber que existem pessoas que admiram a cultura celta e a vivenciam!
Abraços!